.
Todos los Personajes de la Vecindad y de Chespirito

Personaje: Paty

Con una breve participación, Paty apareció en la Vecindad y logró enamorar profundamente al Chavo del Ocho.
.

La niña bonita de la Vecindad es como conocemos a Paty, y es que bastó su presencia para enamorar profundamente tanto al Chavo como a Quico, por lo que ambos, desde la primera vista, hacen hasta lo imposible por llamar su atención.

Paty, Vecindad del Chavo

Paty es una niña de una edad similar a los niños de la Vecindad; aparece en la Vecindad junto con su tía Gloria y ambas comparten el apartamento de la planta alta del patio principal. Además de compartir con ellos en la Vecindad, formó parte de los compañeros de escuela.

Su bonita sonrisa y sus ojos más la actitud, hace que el Chavo caiga perdidamente enamorado de ella, algo que por supuesto, no le cae tan bien a la Chilindrina, por lo que ocasionalmente ocurrían choques con Paty, ya sea con juguetes, gestos intimidantes y enojos.

A pesar de ello, el Chavo mantenía firme su «enamoramiento», pero nunca fue correspondido.

Paty es algo tímida e inocente, sus pocas participaciones nos hicieron ver que definitivamente no era la más lista del grupo de niños.

¿Cuándo aparece el personaje?

Nuestro personaje «Paty» apareció durante tres lapsos distintos del programa. En todas las ocasiones lo interpretaron actrices distintas, sin embargo, los fans recuerdan con más aprecio a una de ellas. El personaje apareció en episodios de los años 1973, 1975 y 1978.

Acerca de la actriz

El personaje tuvo aparición en distintos episodios correspondientes a años distintos, por lo cual, lo llegó a interpretar tres diferentes actrices.

En la primera aparición, la actriz encargada del papel fue Paty Juárez (de ahí el nombre del personaje); ella falleció en la década de los 90s.

Para el año 1975, la actriz encargada fue Rosita Bouchot y para 1978, quizás la más recordada entre los fans, fue Ana Lillian de la Macorra.

El personaje principal del programa del Chavo del 8, un niño huérfano que se instala en una vecindad habitada por personas de buen corazón y que a pesar de los problemas, logran de un modo u otro aceptar a nuestro personaje y hacerlo formar parte de su familia.
Con una breve participación en el programa, la ahijada de don Ramón y su particular forma de ser, encaja rápidamente con sus amigos de la Vecindad.
La Vecindad no siempre estaba en las mejores condiciones y definitivamente ocupaba mantenimiento, por lo que un plomero era necesario para solucionar problemas de tuberías.
Este personaje intentó comprar la vecindad para construir un edificio de lujo, algo que no cayó muy bien entre los inquilinos de la Vecindad.